Peeling

El peeling es un proceso de exfoliación que se efectúa para disminuir las capas
superficiales de la piel pudiendo llegar hasta capas profundas, con el fin de remover las
células muertas y/o tratar diversos tipos de lesiones. Se puede aplicar en toda la superficie
que posea piel en el cuerpo.
El principal beneficio obtenido con el peeling es el rejuvenecimiento facial, debido a la
acción de calentamiento y reestructuración sobre el colágeno. Esta técnica es adecuada
para manchas, queloides y cicatrices.